Aprendizaje Instantaneo en medio del Dolor

Aprendizaje Instantaneo en medio del Dolor
Rate this post

 

¿Sabes lo que me sucedió esta semana? ¿Cómo el dolor me obligo a tomar una importante decisión?

Bueno no te alarmes, no es para tanto el drama…

No me dejaras mentir que nuestras madres, padres o abuelos repiten constantemente que cuidemos nuestra salud, y a veces por perezosos, desobedientes o por falta de buenos hábitos caemos en descuidos que a mediano plazo nos pueden afectar considerablemente.

Y te digo algo… hace poco fui victima de mi descuido =(

Actualmente en mi país el clima se ha mantenido algo inconstante y a veces impredecible, la temperatura ha descendido de manera considerable a grados que comúnmente no estamos acostumbrados.

Desde pequeño he padecido ciertas alergias, pero al transcurrir los años se nota que tu sistema inmune se vuelve mas fuerte ante ciertos padecimientos alérgicos y a pesar de esa fortaleza adquirida con los años, no siempre hay una seguridad de salud permanente.

No te quiero aburrir con mi historia, pero te digo algo… nunca antes en mi vida había sentido un dolor tan fuerte en la garganta!!! y eso que soy propenso a tener ese malestar.

Simplemente una noche comencé con un dolor leve, aún así me quede dormido y al otro día al despertar el dolor era intenso y constante. Sin pensarlo 2 veces llame al doctor al día siguiente para solicitar una cita.

Al final de cuentas lo que tenía era una Faringitis, fue resultado de una mezcla entre mis alergias, descuidos y el cambio de clima. 

Por cierto en ese momento no me molesto pagar lo que fuera necesario con tal de quitar ese dolor tan insoportable, que al momento de tragar el desayuno por mas valiente que aparentaba ser, me causaba un tipo de tensión muscular por todo el cuerpo demostrando involuntariamente ese dolor.

Te digo algo… gasté aproximadamente como unos 120 dólares, en consulta médica, inyección y tratamiento medicinal. Horas después gracias a la inyección ya estaba con un dolor mas leve, y así mismo debía completar el tratamiento con los antibióticos recetados para sanar totalmente.

Toda esta experiencia me hacía pensar… como es que muchas personas a veces esperamos llegar al dolor mas fuerte en nuestras vidas para tomar decisiones que en el pasado con un poco de disciplina hubiésemos evitado.

Es interesante como de un momento a otro nos enfrentamos a un aprendizaje instantáneo cuando por causas circunstanciales nos enfrentamos a cierto dolor.

Ahora debo tomar un tratamiento adicional para fortalecer las defensas de mi cuerpo, y ésto lo pude haber realizado antes para evitar consecuencias graves, pero como no me sucedía nada… como no sentía malestares fuertes… lo fui dejando al tiempo y ese descuido me provoco un dolor indeseado.

Ahora recuerdo el dicho: “Hombre precavido vale por dos”, y ten por seguro que ese dicho me lo tomaré en serio porque no quiero padecer nuevamente ese dolor.

Regresando a la analogía que quiero compartir, veo constantemente a cientos de personas que no son felices con el estilo de vida que llevan, pero las acciones que toman y el camino que siguen lamentablemente no los conducirá al lugar deseado.

Si no pueden dejar esos malos hábitos de gastos innecesarios, perdida de tiempo, actitudes negativas y pesimistas, falta de interés por la lectura y educación, difícilmente podrán alcanzar sus metas y sueños anhelados.

Dime… ¿Quién no sueña con un mejor estilo de vida? ¿Tener mas libertad de tiempo? ¿Brindarle lo mejor a tu familia? ¿Viajar por el mundo?…

Se que algunas personas saben que las actividades que realizan no los llevarán a ningún lado, pero también tienen temor al cambio y por eso no se atreven a correr ciertos riesgos calculados.

A veces esa frustración e infelicidad, son parecidos a esos virus que afectan nuestros cuerpos, el problema es que mientras mas descuidas esa situación, mas grave se vuelven los problemas al pasar el tiempo.

Entiendo que fui descuidado con mi salud, reconozco que me confié al ver que no me sucedía nada y que aparentemente podía seguir viviendo mi vida normalmente en medio de mis descuidos con pequeños síntomas pero nada grave.

Ahora debo aprender a preveer ya que mi descuido me resulto mas caro para mi bolsillo.

No basta simplemente con aliviar el dolor, es necesario atacar la raíz del problema. Y esto mismo sucede a nivel de tu economía o recursos financieros. En mi caso no me importaba gastar la cantidad de dinero que fuera necesaria con el objetivo de quitarme ese dolor. Así mismo un emprendedor debe hacer todo lo necesario y aún gastar y arriesgar de forma calculada lo debido para mejorar su situación.

Te invito a que te comprometas contigo mismo a cambiar esos hábitos o acciones que no te permitirán a futuro estar en el lugar que deseas estar. No esperes a que el dolor llegue afectar completamente tu vida.

Empieza desde hoy a sembrar esas semillas que a mediano plazo te producirán el fruto que tanto has anhelado.

Tus acciones en el presente determinan tu futuro. No descuides un bien tan preciado como lo es tu vida.

¡Tienes derecho a ser feliz!

Por cierto… ¿Cuál ha sido tu proceso de Aprendizaje Instantáneo?

Si te ha gustado este artículo compártelo por medio de Twitter o Google +. 
Así podremos compartir nuestras experiencias con mas personas que necesitan algo de motivación para cambiar el rumbo de sus vidas. Gracias!

Deja un comentario

error: Content is protected !!