El Rechazo: Como Perder el Miedo a las Ventas

Rate this post

Estoy seguro que muchas personas han pasado esa situación incómoda en la cual han tenido que enfrentarse ante ese miedo a las ventas.

Se que no he sido el único que ha tenido que superar ese temor.

No tengo los secretos sobre como perder el miedo a las ventas, pero quiero compartir contigo una historia personal que te puede inspirar para obtener mejores ideas al respecto.

Hace unos años trabajaba en un call center, y una amiga me pidió favor para que le ayudará a vender un estuche de maquillaje para mujer. Ella acudió a mi, porque sabía que me dedicaba a los negocios. El asunto es que el área de negocios en los cuales tenía experiencia no había necesidad de ofrecer un producto cara a cara.

 

 

Fue así como vi la oportunidad de enfrentar un reto o temor al cual le había huído desde hace mucho tiempo… vender cara a cara.

Yo sabía que primero necesitaba un mercado objetivo: mujeres. Como estabamos en un call center, rápidamente vi la oportunidad de ofrecer en ese lugar dicho producto en hora de oficina. Seguramente no era el momento adecuado para hacerlo pero decidí tomar el riesgo.

Honestamente no tenía la menor idea de como vender un producto para mujeres y sobretodo maquillaje. Entonces lo único que hice fue respirar profundamente y ofrecer el producto persona por persona.

Te confieso que soy algo tímido, y poco a poco he ido superando ciertos temores simplemente enfrentandolos.

Entonces inicié mi labor de ventas, me dirigí a cada mujer lugar por lugar, esperando que terminarán de hablar si en dado caso tenían llamada y decirles: mi amiga esta vendiendo esto ¿sabes de alguien a quien le pueda interesar?

Al inicio me sudaban las manos y constantemente me sonrojaba. Me di la tarea de hablar con varias mujeres desconocidas, a veces en un call center trabajan muchas personas y no siempre las llegas a conocer a todas.

Finalmente luego de recibir mas de 25 NO GRACIAS, encontré a la persona indicada que deseaba dicho producto y fue así como logré realizar la venta.

¿Recibí alguna comisión? Claro que no!

Hice esa labor de forma voluntaria, sobretodo como una oportunidad para enfrentar ese miedo a las ventas.

Recuerdo que de tanta repetición, luego te vas acostumbrando, y al recibir tantos NO, después de un tiempo ya era algo que no se sentía tan desagradable.

Considero que no debemos tener temor a vender o a negociar. Eso es algo que en la vida hacemos constantemente de forma indirecta y no nos damos cuenta. Parece ser que ese miedo a las ventas, mas bien es un temor indirecto a ser rechazados.

Creo que a nadie le gusta ser rechazado jeje.

Concluyendo: Mi amiga logró su objetivo, la persona que compró el producto quedó satisfecha y yo gané algo mas de experiencia y la oportunidad de enfrentar un temor.

Considero que no hay mejor manera de superar cualquier miedo, como lo es enfrentarlo de forma constante en una especie de reto, hasta que dejes de sentir esa sensación o emoción que te limita, o impide realizar muchas cosas.

Cuando estamos vendiendo algo procura no tomarlo personal, la mayoría de veces no te están rechazando a ti, simplemente las personas no están interesadas en el producto que estás ofreciendo y será necesario hablar primero con muchos prospectos hasta encontrar al comprador indicado.

La perseverancia y constancia son factores determinantes al momento de vender cualquier cosa.

Si en algún momento tienes la oportunidad de enfrentar el miedo a las ventas, no dudes en tomarlo como un reto o desafío.

Y ahora dime… ¿cual es tu historia?

¿Te has enfrentado ante el miedo a las ventas?

2 comentarios en “El Rechazo: Como Perder el Miedo a las Ventas

  1. Si amigo yo tambien trabajo en un call center pero mi gran desafio es la venta directa, al telefono ya estoy acostumbrada a kos NO pero en persona, es dificil, pero como al principio en ek call center me deprimia un poco, mucho los rechazos ahora ya me acostumbre…creo que debo empezar a la venta, y aplicar los mismos principios para mejorar en las ventas directas…..que reto¡¡¡

    • Cuando ya tienes experiencia en algo cada vez se hace más simple, y aunque al inicio nada es fácil con el tiempo uno se va acostumbrando y sobre todo mejorando. Y por cierto Elsa muy buena actitud la de querer experimentar algo nuevo, aplicar los principios que ya dominas y tomar ese reto, sigue adelante!

Deja un comentario