Cuando Cometemos Errores Las Cosas Cambian

 

Desde hace varios días estoy estudiando un libro llamado el Toque de Midas, el cual fue escrito por Donald Trump y Robert Kiyosaki, y hago el énfasis en estudiar, ya que un libro no basta solo con leerlo.

Donald Trump comenta que cuando alguien quiere hacer crecer su negocio y tener un gran impacto en el mercado, entonces todo minuto es importante.

Él menciona que una de sus reglas de oro es que si alguien puede contar con sus dedos las horas invertidas en un proyecto, entonces eso significa que realmente no ha dedicado tiempo suficiente. Cuando observo esto grito dentro de mi mente ¡wow! cuanta razón tiene. Entonces me pregunto como muchos pretenden tener éxito si no dedican el tiempo necesario. El señor Trump aconseja que tenemos que trabajar en cada nuevo desafío hasta que ya no podamos hacerlo mas.

En este libro Donald Trump también nos comparte como en los años 90 él tuvo un revés financiero de muy grandes proporciones, pero que muchas personas creyeron que había estado en bancarrota pero esto no fue así. Simplemente dice que llego a deber miles de millones de dólares jeje.

Esa experiencia fue un gran llamado de atención, ya que en el pasado, él pensaba que tenía suerte en todos los negocios que emprendía, es decir se confió que en muchas ocasiones todo se volvía lucrativo y sencillo. Eso lo llevo a no prestar atención y por lo tanto tuvo que pagar el precio de su error.

Lo bueno es que con el tiempo pudo recobrar su fortuna y su enfoque. Gracias a esos errores y perdidas se volvió aún más exitoso

Algo que definitivamente me impacta bastante es el siguiente párrafo en donde Donald Trump menciona lo siguiente reflexionando sobre aquella experiencia:

¿Que si todavía cometo errores? Sí, por supuesto. Y así como lo hice cuando sufrí esa perdida financiera, me doy cuenta de que el único culpable soy yo. Me responsabilizo por completo porque así debe ser. Todos cometemos errores, pero lo más importante es asumirlos y aprender de ellos. Este proceso forma parte de la adquisición de madurez emocional y fuerza de carácter.

Uno de los mayores atributos con el que puedes contar, es un alto sentido de la responsabilidad. Ésto te otorgará poder y cuando puedas aceptar lo bueno y lo malo de tus acciones, tu efectividad se incrementará muchísimo. Creo que, en mi caso, esa noción del control me ha servido como una especie de catalizador para el éxito.

Es muy interesante la forma de pensar que un empresario de éxito tiene ante los errores que podemos cometer en el mundo de negocios. Definitivamente no me puedo comparar, ya que mis perdidas en realidad parecen una nada y considero que mis errores en los negocios me han ayudado a cambiar muchas cosas en mi caracter, mi forma de pensar, y forma de ser.

¿Qué has aprendido de tus errores en el mundo de los negocios?

 

 

Juan Francisco Garcia

Deja un comentario